martes, 6 de noviembre de 2007

Los bocinazos

Eran las 19:10 de la noche del viernes. Podrida, a bordo del podrida-móvil con placa Bitch-666, se encontraba en una trancadera dentro del segundo anillo, a la altura de la rotonda de la Mutualista.
Sí. Estaba con la mierda hirviendo. No se respetaban los semáforos y por eso los autos estaban congestionados. En eso, sentí un bocinazo detrás. Miró por el retrovisor, al borde de un colapso de histeria, y el hijo de puta de atrás, me hace la señita esa que hacen los gauchos con la mano, cuando juntan los dedos y dicen “no seás boludo”.

Lo miro con toda la rabia inexplicable que me nace cuando estoy al volante, y le hago la MISMA seña con las dos manos, apuntándole la larga fila que tengo delante. El tipo se averguenza y se queda tranquilo un rato. Seguimos esperando. Intento avanzar y un hijo de puta del costado me mete la trompa. El de atrás VUELVE a bocinearme. AH NO! Digo yo. Este cojudo de mierda qué se ha creído. Ahí en medio del atolladero, abrí la puerta y me bajé, directingo hacia el infeliz que me tenía MUY PODRIDA.

- Oiga – le dije- qué quiere que haga, que salte por encima de los autos? Última vez que me bocinea, porque le juro que no avanzo más.
- Pero es que…
- Pero es que nada. Me oyó?
El tipo se ríe y me dice:
- Choquita no se enoje…va a disculpar, además no la bocineo a usted señorita. Si no a los otros.
- Pero lo escucho yo, y ya me tiene podrida.
- Disculpe…
Me vuelvo al auto pensando: “Menos mal que este hijo de puta no me dijo “señora”.
No escuché ningún bocinazo más. Finalmente salí del atolladero, y llegué a mi casa. Donde puse música clásica, busqué a mi niña interior y recuperé la calma.

Este es solo UN ejemplo de mi diario vivir. Aprendí a manejar hace como 3 años, al principio era una chica linda, tímida, que cedía el paso, respetaba los rojos, verdes, amarillos, los pasos de zebra, cuando me bocineaban, hacía lo imposible por apurarme, para que el de atrás no se ponga nervioso. Eran otros tiempos. Ahora soy una BITCH al volante, una hija de puta poco paciente, que se sulfura MUY RAPIDO cuando un infeliz osa bocinearme, que puteo tanto en los embotellamientos y con los pelotudos que no respetan nada, que mi cortejo guarda un discreto silencio cuando está de copiloto. Seguro que hasta miedo me tiene y se debe preguntar: "con este monstruo hago el amor?"

Ahora, mis queridos, esto NO es una reflexión sobre mi mal proceder al volante, esto, repito, es un EJEMPLO de cómo deben manejarse con esos hijos de puta ABUSIVOS y bocineadores. Expandan el mensaje. Amén.

9 comentarios:

nois de lean dijo...

interesantes letras... realmente un desquite

saludos

Germán Márquez dijo...

Mmm, sin ánimos de ofender y te diré que yo no soy para nada un bocineador....
Me pudren las peladas chambonas!!!

Utópico dijo...

pues yo igual, mando a la mierda a todo el mundo, y como manejo aqui en estados unidos pues insulto en ingles y algunas veces con palabras en castellano, toda una mezcolansa de insultos, es que nadie sabe manejar en ningun lado, cuando estaba en cocha la ultima vez ande puteando todo el dia.... lo mejor es que te metas todo el tiempo y que no le cedas paso a nadie, si todos manejan como taxista, pues manejar peor que taxista!

LF dijo...

Me acuerdo un día que estaba con un amigo y unos insomnios de mas.... no falto el trufisero hijo de puta que nos toco bocina toda una cuadra en una trancadera.... me podrí tanto que baje del carro me acerque por la puerta de entrada y le arranque el cable de la bocina que tenia colgando de la caja de cambios ¡!.... falto poco para que le arranque la camisa y lo saque por la ventana cuando me reclamo.
Como odio las bocinas ¡!

peyote dijo...

bueno mira, que la democracia se parece mucho a este asunto de ir; a pie y en auto; los peatones odian a los cojudos que manejan; los conductores odian a los cojudos que camianan; luego se van con 2/3 de posibilidades, para demostrar que son los semaforos los que debelitan todo el sistema; 6 a 8 meses despues, miles de millones Bolivares, te enganchas con uanasmblea de varitas uqe deciden pintar las rayas con maquillaje de haloween.

Saludos.

Joup dijo...

ajajajaja che podrida sos la propia.. jajajaja ;)

Podrida dijo...

Nois de lean: No sé si interesantes, pero sí un gran desquite :P

Saludos también!

Germán: Mienchi vos, peladas chambonas, yo no soy chambona. Sólo he atropellado a un motoquero y casí me morí en una vuelta campana, de resto, JAMAS he tenido un accidente...Alguna vez uno que otro empellonsingo en el centro, algunas raspaduras cuando parqueo, o salgo de parquear, y nada más. Lo juro!

Utópico:
Wow utópico, insultos bilingues, no lo había pensado. Es verdad, en todos lados el tráfico es del orto, menosmal que no vivo en Nueva York o en Sao Paulo, donde las trancaderas pueden durar hasta una hora fácil. Me volvería loca del empute. Yo sigo cediendo el paso, digo: "hoy por ti, mañana por mí" :p


LF:
Mienchi, eso es estar podrido jejeje, me ha pasado a veces que los de los micros son más caballeros con eso de ceder el paso que los autos particulares, aunque sí suelen ser los que más bocinean, juntocon los taxistas.


PEYOTE:
Sí puej, a mí me pudren los peatones que se nos cruzan cuando se les canta el culo, mierda, pa eso está puej el paso de cebra. Pero es verdad, todos nos podrimos por una u otra razón, las maravillas de la democracia :p
Sobre la asamblea, weno ese bebé ya estaba muerto antes de ser parido, sospecho que el cordón umbilical se le quedó liado al coto y murió por falta de oxígeno =)


Joup:
Ja! me vas a alzar joup! y no hay nada peor que alguien podrido y alzau!. Aunque suelo ser alzada...hmmm....me vas a alzar más entonces :p

Quien tu sabes... dijo...

Es re emputante todo esto, mas si vives en la tierra de las llamitas mi linda La Paz...es una mierda manejar ahi.

Podrida dijo...

QUIEN TU SABES
Mierda hijo, así me han dicho de La paz, pero creeme si te cuento que en este pueblo maldito el tráfico se ha vuelto insoportable. Hay demasiados autos y las calles son muy chicas. Ir al centro a ciertas horas es un calvario.