domingo, 18 de noviembre de 2007

Atender Borrachos

Me pudren los borrachos de mierda. Resulta que anoche fui a un junte. Obviamente que pa juntes en la noche, la gente lo que quiere es chupar, chupar y chupar.

No voy a decir que no bebo, porque mentiría como una cojuda, PERO sé cuando parar. Llega un momento en que comienzo a hablar en inglés y en francés y a gritarle a cualquier pelotudo/a que esté cerca: I LOVE YOU MOTHERFUCKER!!!. Esa es MI señal. Me siento en un rincón, me cacheteo, me digo a mí misma: “Carajo no te me emborrachés!” Y listo.Pasa la crisis y sigo de largo. Eso mismito hice ayer, después de varias Huaris, medio que me quise marear, empecé a balbucear: “Merde, Merde, Merde”…y luego zarandeé a mi cortejo (el actual) y le grité al oído: “I LOVE YOU MOTHERFUCKER”. Me sobresalté de lo rápido que llegó la señal, y me dirigí al baño.

Eran como las 3 de la madrugada. Camino al baño me encuentro con Menganita (modelito). La cojuda estaba con los ojos volcaus de borracha.

Me dice: “Fulanita de tal, me siento mal…”.

“Carajo cojuda, cómo no te vas a sentir mal, si te has tomado hasta el agua de los floreros”.

No me respondió, se apoyó en mí…y me hizo llevarla al baño. No hay nada que me recontrapudra tanto como ver a un borracho vomitar, la huevada esa asquerosa sale como si se hubiese abierto un grifo. Y luego vos terminás más perfumada que un zorrillo. Terminó de vomitar, se sentó en el piso y se puso a llorar como una pelotuda, pidiéndome que llame a Cojudito de tal…su ex.

Mareada y todo la sacudo: “Mierda que sos pelotuda, acaso ese no es el hijo de puta que bla bla bla bla bla bla”. “Llamámelo porrrrfissss. Necesito que venga. No tengo quién me lleve”. ”Carajo!, si querés te llevamos nosotros (YO y mi adjunto)”. Sigue llorando y me pregunto qué hacer, qué es lo mejor, lo más sensato y lo más humano.Hasta que pienso: “Esta pendeja lo que quiere es romper catre”.


"Bueno”, le digo. Marco el número, me responde el hijo de mala madre aquel, le digo: “Cojudito de tal, te llamo de parte de Menganita, quiere que vengás…?.

“Puta, sabej qué. No puedo puej, decile puej que estoy ocupau en una reunión?”. Le cuelgo dandome cuenta que le estoy echando margaritas a los chanchos. Y le digo a Menganita: “Ves, pelotudaza? El cojudo de mierda no quiere ni saber de vos. Yo te voy a llevar nomás”.
Se acerca mi cortejo, a ver qué pasa, me ve con la cara de podrida que pongo en esas situaciones. Y ya la íbamos a trasladar al auto, cuando Menganita marca ella misma su celular y llama a Cojudito de Tal. Pienso: “Debería quitarle su teléfono a esta arrastrada”, pero decido que no, que tiene que aprender y pasar vergüenza pa no volver a hacer la misma huevada otra vez.
Y ahí soy testigo de una sarta de insultos, llanto, recriminaciones y trapos ya no sucios, sino deshaciéndose de podridos, de esta pareja tradicional del mundo fashion cruceño. Alternaba con “Vos no me querés”, llantito, “Por qué no me querés???”, llantito, insulto, llantito, insulta, llantito...ZzzZZzZZZzZZZ

En medio de eso, le digo a mi cortejo: “Oí, traeme una Huari”. Me senté en una silla cerca del baño, encendí un pucho (cigarrillo), tomé otra Huari…cerré los ojos pensando que el mundo era realmente una mierda, hasta que los gritos, llantos, mocos, histerias menguaron después de 10 minutos de frenéticas llamadas, cuando a Cojudito de Tal, se le ocurrió apagar su celular. Mientras tanto, se acercaban los otros borrachines a usar el baño y yo los interceptaba: Está ocupadísimo, decía con la peor de mis actitudes.

Sale la nena, con el maquillaje hecho mierda, con vómito pegado entre sus cabellos y le digo:”Sos una hija de puta y una boluda en toda regla. Voy a escribir algo sobre vos, pa que te veás y leás en público. A ver si así dejás de ser tan huevona. Y no te saco la mierda sólo porque no podés defenderte”. No me dijo nada, siguió llorando, la subí al auto de mi cortejo, y con la mierda hirviendo la llevamos a su casa.

Sale su madre a recibirla, puteándola, y yo ahí con mi cara de culo, como diciéndole: “Bellaca, nunca le enseñó a beber a esa cojuda”. Incluso pensé en dejarla en la puerta de su casa como cuando abandonan un bebé, sin tocar timbre ni nada. Pero no pude, tuve que hacerme cargo de ella, tocar timbre, y hacer que la metan.

De ahí recordé otras penosas situaciones en que tuve que hacerme cargo, y tener responsabilidad civil. Definiendo la clasificación de beodos en:

El beodo adormilado: Este es el que menos me pudre, es el borrachín que ni bien empieza a marearse, languidece de a poco y cuando acordás, el infeliz está durmiendo a pierna suelta, en algún rincón del lugar, olvidado de su humanidad y siendo objeto preferido para fotógrafos ocasionales. Lo bueno: QUE NO JODE! Lo malo: Que se queda dormido hasta el día siguiente, y el dueño de casa tiene que quedárselo de souvenir hasta que despierte.

El beodo despechado: EL PEOR!, ese cojudo/a que te catarrea sobre las penurias que ha pasado al lado de un insulso ser humano, que (generalmente) le ha cagado la vida, la dignidad, el orgullo y las ganas de vivir, y a quien AUN ASÍ extraña y añora. Un pelotudo, hijo de puta, que generalmente viene acompañado de llanto (como en la anécdota de anoche), exhibición de fotos personales, preguntas de ¿lo llamo?¿se acordará de mí?¿me seguirá queriendo?. Para luego insultar su memoria. Lo Bueno: que se desahoga de esa mierda que esconde todos los putos días Lo malo: Que jode que da calambre.

El beodo agresivo: De cuidado este hijo de puta. Potencial violador, asesino, suicida y cualquier otro acto delincuencial. Típico que de un rato a otro inicie una pelotera sólo porque alguien le pidió el encendedor. Mejor apartarse de este tipo de pendejos. Lo bueno: no tiene Lo malo: Si se la agarra con vos, estás cagado.

El beodo divertido: Sin duda el más aguantable, pero igual de cansador que cualquier borracho de mierda. Este tipo de beodo será el alma de la fiesta, aunque su constante risa, chistes opas, y pelotudeces propias de este hijo de puta, harán que un momento dado digás: Tengo que irme, mi gato está con diarrea. Es el último en irse, e incluso quiere continuar la farra…cae rápidamente en el yo te estimo y en los halagos baratos. Lo bueno: son chistosos y te levantan la auto-estima JA! Lo malo: Son monotemáticos.

El beodo en celo: Borracho/a horny que quiere romper catre como sea. Empieza a ver posibles víctimas y cierra trato lo antes posible. No sea que su estado etílico le impida consumar la acción. Si rompen catre, será rápido y confuso. Lo bueno: Si sos vos el beodo en celo, te quitás las ganas Lo malo: Si sos vos el beodo en celo, puede ser que no te acordés con quién, ni si lo disfrutaste.

El beodo irresponsable: Uno de los que más me emputan. Quieren manejar cayéndose de borrachos. Y yo tengo que putearlos de arriba a abajo, para que me den las llaves de sus autos. Llamar taxis y despachar a esos hijos de puta de forma segura, ni siquiera por ellos, sino por la gente que se pueden llevar por delante.

Mensaje a la conciencia del día de hoy: No emborracharse cerca de mí.

Bueno, ya me canse y tengo una resaca de mierda. Me voy a tomar un alikal, a comer unas dos salteñas y a dormir todo el día, eso si el hijo de puta de mi hermano consigue dejar de hacer bulla. Sé que son las 11 de la mañana, pero buenas noches.

P.D. He recibido los mails, los he leído y prometo contestar en el próximo post a los consejos que piden, pero este post se lo debía a Menganita por calzonuda y arrastrada.

9 comentarios:

Marco dijo...

Muy largo pa leerlo, ya me aburrí y toy con resaca

Anónimo dijo...

Desde España, decirte que eres la caña...

Jajaja!

Anónimo dijo...

Jajaja, dedicale también palabras a la resaca, ahí en la salteñería.
Eso de no me acuerdo de nada ¿que puta hice anoche? es la mentira más grande, que sólo se vence con la negación total de los hechos mientras te comés las salteñas con tu leche chocolatada (no hay mejor remedio pa la resaca).
A mí lo que me emputa de sobre manera son las peladas, yo soy de los que ve a un amigo tirau y lo aguanto hasta su casa, pero las peladas si se enmachan en un boliche, se olvidan de su amiga etílica, esa mierda es muy común, siempre va a haber un macho predispuesto a llevar a la borracha a su casa y casi siempre es el "beodo en celo" o digase taxista.

Utópico dijo...

Cuando era chico (17-20) era un borracho medio loco, me gustaba correr por toda la ciudad, o por donde sea que estaba y mis amigos tenían que perseguirme, eso si no peleaba con nadie, simplemente me gustaba correr. De los 20-23 era un llorón, porque también pasaba por un mal momento sentimental y el alcohol hacia que me desprenda y llore en mi rinconcito, eso si, nada de llamar a nadie, excepto un par de veces a las 4 de la mañana.
Desde los 23 hasta ahora, soy un borracho mas maduro, al menos eso creo, me controlo como dices, en cuanto siento que se esta yendo todo por la borda, agarro el timón y me sirvo aguita, no vaya a ser que me ponga a correr, llorar, o me salte del balcón… y a consecuencia de eso, me toca cargar con los otros borrachos…
Una vez estaba yo tratando de conquistar una mina disque, y resulta que recién había terminado con el chico, lloro tanto esa noche que nos hicimos amigos, y hasta ahora mantenemos la amistad… cosas que pasan….

Podrida dijo...

Marco:
tomate un alikal

Anonimo1:
Gracias =) saludos a españa

Anonimo2:
Sí puej, verdad que en los hombres existe esa camaradería. Me ha tocado ver a supuestas amigas despachando a otras supuestas amigas perdidas de borrachas en taxi...
Pero bueno, chocolatada con salteña? WAQUIS!! jejeje...primera vez que lo escucho.

Utopico:
Mierda, felicidades por tu madurez etilica jejeje. Yo por mi parte, soy una borrachita alegre, aunque no logro emborracharme del todo...eso hasta que me pudro del junte.
Mienchi...correr? A ver si no te agarran algun dia por la calle chutingo jejeje. :p

Quien tu sabes... dijo...

jajajaja las llamdas son clasicas...escribi algo de eso

Podrida dijo...

QUIEN TU SABES
Uju las llamadas son las típicas. cuendo esté de ánimo me meteré a escribir sobre esas mierda.s

Camilo dijo...

la borrachera es algo peligroso, pero es algo en extremo circunstancial, depende de con quienes estés bebiendo y en qué ambiente para tener cierto tipo de reacciones, no es lo mismo un boliche que un café o la sala de una casa, no es lo mismo marilyn o dj bobo que pink floyd o nirvana... dime con quien bebes y te diré que vomitas...

Anónimo dijo...

Tambien estoy podrida de la gente que chupa y no tiene responsabilidad...si van a chupar dejense de joder hagangolo en sus casas donde no rompan las pelotas a nadie. Y si muchas veces deje de divertirme por cuidar a las borrachas de mis amigas.
Pero lo que mas odio son los borrachos que se creen que se la saben toda...y que dicen cualquier estupidez o aquel que solo chupando y estar hasta las pelotas de alcohol puede sacar en cara cositas...cobardes!!! inmaduros....maricones...